Qué es Batch Cooking?

Un estilo de alimentación que se basa en algo sencillo, la comida real. Ha inundado las redes sociales y ahora todos tenemos cerca (o somos) un realfooder.

El objetivo del batch cooking no es otro que facilitar que ese hábito saludable que es comer comida cocinada con alimentos naturales y huyendo de los ultraprocesados, sea más sencillo. Así, el batch cooking tiene dos claves: planificar la semana y cocinar un solo día

Esta planificación permite huir de las comidas de última hora en los que caemos por falta de tiempo, y hacer una planificación saludable y variada para todas las comidas del día. Ahorraremos tiempo, evitaremos la pereza y desperdiciaremos menos alimentos porque solo compraremos lo que vamos a cocinar.

Qué hay que tener en cuenta cuando hacemos batch cooking

Es importante pensar en la conservación de los alimentosA la hora de guardarlos deben estar en tarros bien cerrados (preferiblemente herméticos para asegurarnos de que aguantan perfectamente) y a ser posible de cristal.

No todos los alimentos aguantan el mismo tiempo en la nevera. Las vinagretas de las ensaladas, por ejemplo, pueden estar toda la semana sin problema, igual que las cremas de verduras, las ensaladas (sin aliñar) o los hummus, por ejemplo. Otros platos los podemos cocinar y congelar en envases de cristal que descongelaremos el día anterior en la nevera.

A la hora de realizar el menú incluiremos: verduras y/o hortalizas en todas las comidas, grasas saludables (AOVE, aguacate o frutos secos, por ejemplo), proteínas y por supuesto, platos con legumbres

Lo mejor para el batch cooking es apostar por recetas sencillas y utilizar algunas bases de las preparaciones (como los sofritos, por ejemplo) para varias elaboraciones diferentes. Será más fácil (y barato) trabajar con productos de temporada, así que tenlo en cuenta cuando prepares el menú y la lista de la compra. De esta forma, nos aseguramos una alimentación equilibrada (gracias a la planificación) y elaborada con comida real. Adiós ultraprocesados, hola vida sana.

Batch cooking: ejemplo semanal

Lo primero es tener planificado un menú que nos sirva para hacer la compra previamente y después, cocinando un único día unas 3 horas, tener toda la comida del resto de la semana. Por ejemplo, para el desayuno tienes opciones que podrás acompañar con una infusión para tener un desayuno saludable y lleno de energía, puedes hacer acai bowls o simplemente desayunar una tostada de pan integral con aceite, una pieza de fruta y un yogur, por ejemplo:

En el caso de las comidas y las cenas, podemos usar el mismo sofrito para varios platos, por ejemplo, o las mismas verduras para diferentes elaboraciones. También lo haremos con las ensaladas, las vinagretas para las ensaladas, los garbanzos o la quinoa, que nos servirán para varias elaboraciones. 

Los platos como el pollo al curry pueden congelarse sin problemas. Las ensaladas, al igual que cualquier verdura o fruta que quiera comerse en crudo, es mejor no congelarloCuidado con los alimentos descongelados, si utilizas alimentos que tenías congelados para alguna elaboración, procura no volver a congelarlo.

Este es solo un ejemplo, pero lo único que necesitas es un poco de imaginación para preparar tu propio batch cooking. Puedes tirar de salsas para pastas (solo tendrás que cocer la pasta en el momento), ensaladas verticalescremas frías ahora que hace calor y cualquier tipo de guiso tradicional como unas lentejas con verduras o unas alubias estofadas.

Te aseguro algo: vas a ganar tiempo y con la planificación, terminarás comiendo mejor, más sano y más variado. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *